Apocalipsis 12

¿Qué simboliza la mujer sobre la cual se habla en la primera parte de este capítulo? ¿Por qué interviene el arcángel Miguel? ¿Será Satanás arrojado del cielo en ese tiempo? O él fue arrojado cuando se rebeló contra Dios.

Para responder a su consulta, vamos a dar lectura al pasaje bíblico que Ud. ha hecho referencia. Se encuentra en Apocalipsis 12 “Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida de sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento. También apareció otra señal en el cielo; he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas, y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese. Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono. Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar preparado por Dios, para que allí la sustenten por mil doscientos sesenta días. Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón, y luchaba el dragón y sus ángeles; pero no prevalecieron, ni se halló lugar para ellos en el cielo. Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él. Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche. Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte. Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo. Y cuando vio el dragón que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón. Y se le dieron a la mujer las dos alas de la gran águila, para que volase de delante de la serpiente al desierto, a su lugar, donde es sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo. Y la serpiente arrojó de su boca, tras la mujer, agua como un río, para que fuese arrastrada por el río. Pero la tierra ayudó a la mujer, pues la tierra abrió su boca y tragó el río que el dragón había echado de su boca. Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer, y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo”

Bueno, su consulta tiene tres partes.

Primero, qué representa la mujer.

Segundo, por qué interviene el arcángel Miguel y.

Tercero, cuando es arrojado Satanás del cielo, cuando se rebeló contra Dios o después. Vayamos por partes.

En primer lugar, la mujer representa a la nación de Israel. Esto lo sabemos por los símbolos de su vestimenta. La mujer estaba vestida de sol, la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza, una corona de doce estrellas. En su famoso sueño profético, José, el patriarca de Israel, se vio a sí mismo recibiendo el honor del sol, la luna y once estrellas.

Su padre interpretó el sueño, y en un tono de reproche dijo: ¿Qué sueño es este que soñaste? ¿Acaso vendremos yo y tu madre y tus hermanos a postrarnos en tierra ante ti? En el sueño, el sol representó a Jacob, el patriarca de Israel, la luna representó a Raquel, la esposa de Jacob y las estrellas representaron a los descendientes de Jacob.

Lo mismo tenemos en la vestidura de la mujer de Apocalipsis 12. El sol, la luna y doce estrellas. La conclusión obvia es que la mujer representa a Israel. Además de esto, la mujer está dando a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones.

Este hijo es Cristo, el Mesías de Israel, es natural por tanto pensar que la mujer que da a luz a este hijo representa a la nación de Israel.

En cuanto a su segunda consulta. ¿Por qué interviene el arcángel Miguel? La razón es muy sencilla Satanás y sus huestes de maldad, o demonios, sabiendo que no les queda mucho tiempo, intentarán por última vez usurpar por la fuerza el poder en el cielo.

Se necesita por tanto de alguien que haga frente a Satanás y sus ángeles. Aquí es donde entra el arcángel Miguel. El texto dice que después de que la mujer, que representa a Israel, huyó al desierto, entonces hubo una gran batalla en el cielo entre el arcángel Miguel y sus ángeles contra Satanás y sus demonios.

Note que la esfera donde tiene lugar la batalla es en el cielo. La batalla fue ganada por el arcángel Miguel y sus ángeles, y como consecuencia de ello, Satanás perdió la libertad para presentarse delante de Dios para acusar a los hermanos.

La esfera de acción de Satanás y sus demonios, a partir de ese instante, será exclusivamente la tierra. Este hecho provoca alabanza en el cielo. Una gran voz anuncia un cántico de victoria. “Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche. Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte. Por lo cual alegraos, cielos y los que moráis en ellos”

Los cielos quedarán libres de la presencia de Satanás y sus demonios. Los moradores de los cielos expresan gozo por ello. Fue una obra del arcángel Miguel y sus ángeles, pero note que la victoria fue por medio de la sangre del Cordero y la palabra del testimonio de los que confiaron en Cristo.

En cuanto a su tercera inquietud, sobre cuándo es arrojado Satanás del cielo, el pasaje que hemos leído nos muestra que eso acontecerá cuando el arcángel Miguel y sus ángeles derroten a Satanás y sus demonios. Apocalipsis 12:7 hablando de Satanás y sus demonios dice: “pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo”

Si lo ponemos en el tiempo, este evento tendrá lugar a la mitad de la tribulación es decir tres años y medio después de que ha comenzado la tribulación. Pero no se confunda pensando que Satanás y sus demonios fueron arrojados del cielo cuando se produjo la rebelión contra Dios.

Veamos lo que nos dice Ezequiel 28:16 “A causa de la multitud de tus contrataciones, fuiste lleno de iniquidad, y pecaste; por lo que yo te eché del monte de Dios, y te arrojé de entre las piedras del fuego, oh querubín protector”

Satanás fue arrojado de su posición original, del monte de Dios, dice el texto, más no del cielo. Satanás tiene por tanto, en la actualidad, un libre acceso a la presencia de Dios para acusar a los que somos hijos de Dios, como hemos leído en el capítulo 12 de Apocalipsis, o también para pedir permiso para hacer algo en contra de los creyentes, como fue el caso de Job, según lo que dice Job 1:6 dice: “Un día vinieron a presentarse delante de Jehová los hijos de Dios, entre los cuales vino también Satanás”

Satanás y los suyos, entonces tienen acceso a la presencia de Dios, pero está muy próximo el día cuando Satanás y sus demonios ya no tendrán más acceso a la presencia de Dios. Eso ocurrirá en la mitad de la tribulación. Para entonces Satanás y sus demonios estarán limitados a la tierra únicamente, por eso, Apocalipsis 12:12 dice al final “¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo”

Total
0
Shares
Previous Article

Apocalipsis 11:15-19

Next Article

Mateo 5:38-42

Related Posts
close