Juicio del gran trono blanco bautismo en agua

El propósito para escribirles es para hacerles una pregunta, la cual me causado mucha duda, y no sólo a mí sino que a otros hermanos de la iglesia. ¿Pasará la Iglesia de Jesucristo, por el Juicio del Gran Trono Blanco? Lo poco que sé, es que la Iglesia de Cristo será arrebatada y entraremos a lo que se llama el Tribunal de Cristo, y luego a las bodas del Cordero, pero hice la pregunta a hermanos de una iglesia y me indicaron que efectivamente la iglesia será juzgada en el Gran Trono Blanco, lo cual me dejo bastante confundido, es por eso que solicito sus comentarios, citas y razones por las cuales la iglesia pasará o no por dicho acontecimiento. Desde ya quiero felicitarles y animarles a continuar con su programa, ya que es de mucha bendición para cada vida, porque el estudio de la palabra de Dios es muy necesaria, por cuanto ella es la brújula que dirige nuestro diario caminar.

Gracias por su consulta amable oyente. Gracias también por sus amables comentarios sobre nuestro ministerio. Veo que usted tiene muy claro la secuencia de los eventos futuros. Todo comienza con el arrebatamiento de la iglesia, lo cual se encuentra en 1 Tesalonicenses 4:13-18 La Biblia dice: Tampoco queremos,  hermanos,  que ignoréis acerca de los que duermen,  para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza.

1Th 4:14  Porque si creemos que Jesús murió y resucitó,  así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él.

1Th 4:15  Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor:  que nosotros que vivimos,  que habremos quedado hasta la venida del Señor,  no precederemos a los que durmieron.

1Th 4:16  Porque el Señor mismo con voz de mando,  con voz de arcángel,  y con trompeta de Dios,  descenderá del cielo;  y los muertos en Cristo resucitarán primero.

1Th 4:17  Luego nosotros los que vivimos,  los que hayamos quedado,  seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire,  y así estaremos siempre con el Señor.

1Th 4:18  Por tanto,  alentaos los unos a los otros con estas palabras.

La iglesia es el conjunto de todos los que hemos recibido a Cristo como nuestro personal Salvador. Algunos de los creyentes habrán muerto físicamente cuando ocurra el arrebatamiento, mientras que otros creyentes estarán vivos cuando ocurra el arrebatamiento. En el instante mismo del arrebatamiento, los creyentes que han muerto resucitarán y los creyentes que estén vivos serán transformados, según lo que dice 1 Corintios 15: 51-53. He aquí,  os digo un misterio:  No todos dormiremos;  pero todos seremos transformados,

1Co 15:52  en un momento,  en un abrir y cerrar de ojos,  a la final trompeta;  porque se tocará la trompeta,  y los muertos serán resucitados incorruptibles,  y nosotros seremos transformados.

1Co 15:53  Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción,  y esto mortal se vista de inmortalidad.

Entonces todos juntos seremos arrebatados en las nubes para recibir al Señor en el aire y así estaremos siempre con el Señor. Esto marca el destino final de la iglesia, en el cielo con el Señor, no por un tiempo, sino para siempre. Una vez que la iglesia esté en el cielo con el Señor, se presentará ante el Tribunal de Cristo, con la finalidad de examinar las obras de los creyentes y según eso recibir galardones o coronas. 2 Corintios 5:10 dice: Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo,  para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo,  sea bueno o sea malo.

Además la iglesia participará en las bodas del Cordero. Apocalipsis 19:7-8 dice: Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria;  porque han llegado las bodas del Cordero,  y su esposa se ha preparado.

Rev 19:8  Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino,  limpio y resplandeciente;  porque el lino fino es las acciones justas de los santos.

A continuación, la iglesia acompañará al Señor Jesucristo en su segunda venida a la tierra. Apocalipsis 19:11-16 dice: Entonces vi el cielo abierto;  y he aquí un caballo blanco,  y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero,  y con justicia juzga y pelea.

Rev 19:12  Sus ojos eran como llama de fuego,  y había en su cabeza muchas diademas;  y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo.

Rev 19:13  Estaba vestido de una ropa teñida en sangre;  y su nombre es:  EL VERBO DE DIOS.

Rev 19:14  Y los ejércitos celestiales,  vestidos de lino finísimo,  blanco y limpio,  le seguían en caballos blancos.

Rev 19:15  De su boca sale una espada aguda,  para herir con ella a las naciones,  y él las regirá con vara de hierro;  y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso.

Rev 19:16  Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre:  REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES.

Luego de su segunda venida, el Señor Jesucristo reinará sobre la tierra por mil años. Sin embargo, la morada de la iglesia no será la tierra, sino la esfera celestial, la Nueva Jerusalén. Al finalizar el reino milenial de Cristo, ocurrirán varios juicios, dentro de los cuales está justamente el juicio del gran trono blanco. Note lo que dice Apocalipsis 20:11-15 Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él,  de delante del cual huyeron la tierra y el cielo,  y ningún lugar se encontró para ellos.

Rev 20:12  Y vi a los muertos,  grandes y pequeños,  de pie ante Dios;  y los libros fueron abiertos,  y otro libro fue abierto,  el cual es el libro de la vida;  y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros,  según sus obras.

Rev 20:13  Y el mar entregó los muertos que había en él;  y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos;  y fueron juzgados cada uno según sus obras.

Rev 20:14  Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego.  Esta es la muerte segunda.

Rev 20:15  Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.

Este es un juicio en el cual participarán los incrédulos de todos los tiempos de la humanidad. Previamente habrá una resurrección de los incrédulos. Juan vio a los muertos, grandes y pequeños de pie ante Dios. Esta es la segunda resurrección. Los creyentes no tendremos parte en la segunda resurrección sino en la primera resurrección. Además note que en el juicio del gran trono blanco, los incrédulos serán juzgados conforme a las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. Esto no se puede aplicar a la iglesia por cuanto los pecados de los creyentes ya fueron juzgados por Dios cuando los creyentes recibieron a Cristo como su personal Salvador. Por eso, por ejemplo Romanos 8:1 dice: Ahora,  pues,  ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús,  los que no andan conforme a la carne,  sino conforme al Espíritu.

Los creyentes no somos salvados por nuestras buenas obras, sino por la fe en la persona y obra del Señor Jesucristo. Así que, el juicio del gran trono blanco no es para la iglesia sino para los incrédulos. El resultado del juicio del gran trono blanco es condenación eterna en el lago de fuego o el infierno. Algunos se preguntan, ¿Para qué un juicio para los incrédulos, si todos los incrédulos van a ser lanzados al lago de fuego? La razón de esto amable oyente es porque la severidad del castigo en el lago de fuego no es la misma para todos los incrédulos. Los más malvados recibirán una condenación más severa que los menos malvados. De ninguna manera la iglesia podría pasar por el juicio del gran trono blanco, porque ningún creyente está en peligro de recibir condenación eterna, porque todo creyente tiene vida eterna, lo cual es un bien que nada ni nadie lo puede quitar.

Desde Costa Rica nos ha escrito un amable oyente quien nos dice lo siguiente: Quisiera hacerles una pregunta acerca del bautismo, ¿Cuando uno se bautiza por agradar a alguien (padre o madre) y no se siente bien con ese bautismo, puede volverse a bautizar?

Gracias por su consulta amable oyente. El bautismo en agua es una ordenanza del Señor Jesucristo para su iglesia. Mateo 28:19-20 dice: Por tanto,  id,  y haced discípulos a todas las naciones,  bautizándolos en el nombre del Padre,  y del Hijo,  y del Espíritu Santo;

Mat 28:20  enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado;  y he aquí yo estoy con vosotros todos los días,  hasta el fin del mundo.  Amén.

De modo que los que los únicos que deben cumplir con esta ordenanza son en primer lugar los creyentes, no los incrédulos, en segundo lugar, los creyentes que tienen madurez suficiente para razonar en cuanto a lo que significa el bautismo en agua. Esta es la razón por la cual no se acostumbra bautizar a niños tiernos en la iglesia y en tercer lugar los creyentes que por propia convicción deciden dar este paso de obediencia. Hasta donde yo puedo discernir de su consulta, usted es un creyente, deduzco también que tiene la suficiente madurez para entender lo que significa el bautismo en agua, su problema parece ser que cuando se bautizó no estaba convencido que debía hacerlo sino que lo hizo para agradar a alguien, tal vez a sus padres. Siendo este el caso, lo que usted experimentó cuando le introdujeron en el agua, asumiendo que lo hicieron por inmersión, no fue el bautismo en agua bíblico, sino un simple remojón vacío de cualquier significación. Si este es el caso, usted no ha sido todavía bautizado en agua y lo antes posible debe hacerlo. No es que se va a bautizar en agua nuevamente, sino que por primera vez se va a bautizar en agua, porque lo que hizo antes fue un simple remojón, no el bautismo en agua bíblico. El bautismo en agua bíblico no es algo que tiene que repetirse. Es una sola vez y para siempre.

 

Seguridad de salvación Trinidad

Salvacion