¿Puede un cristiano recurrir a la atención médica bioenergética cuando lo necesita?

Desde Ecuador hemos recibido la siguiente consulta. ¿Puede un cristiano recurrir a la atención médica bioenergética cuando lo necesita?

Gracias por su consulta amable oyente. Con la presencia de tantos tipos de terapias médicas existentes, algunas de ellas vinculadas con el ocultismo, uno debe tener mucho cuidado en lo que se mete. Comprendo entonces su preocupación. No soy un experto, en esta terapia bioenergética, así que me limitaré a compartir con Usted y con nuestros amigos oyentes, lo que he investigado acerca de este asunto en Internet. La terapia bioenergética es una antigua terapia de sanidad china, la cual se originó en China por el año 1122 AC, es decir que, si esto es verídico, tiene más de 3000 años de existencia. Según los que defienden esta terapia dicen que se basa en el hecho que todos los humanos somos en esencia energía, esto implica que todos tenemos energía que pasa por nosotros y a través de nosotros. Los Chinos llaman a esto “Chi” Los Chinos creen que toda enfermedad comienza primeramente en el sistema de energía, y después se traslada al cuerpo. El flujo de energía llega a bloquearse cuando los Chakras, que no es otra cosa sino los centros de energía en nuestros cuerpos, no pueden o no quieren procesar la energía debido a la congestión o por cansancio. Los chakras actúan como transformadores de energía, transformando la energía que fluye hacia ellos y enviándola por nuestro cuerpo. Esto puede ser alterado por el estrés. Todos sabemos que el estrés comienza fuera de nuestro cuerpo, en nuestras circunstancias o en nuestro medio ambiente, pero en un espacio muy corto de tiempo lo sentimos en nuestro cuerpo físico. La terapia bioenergética tiene que ver con localizar las áreas donde existe problema y luego por medio de la utilización de movimientos suaves de las manos, se corrige o se equilibra el área, de modo que pueda comenzar a trabajar el propio proceso de sanidad y recuperación del cuerpo. Se dice que la terapia bioenergética produce resultados beneficiosos para tratar desórdenes físicos, emocionales y espirituales. Se provee una lista de males que se pueden tratar con la terapia bioenergética, en la cual se encuentran lesiones espinales o de espalda, lesiones deportivas, diabetes, artritis, asma, dolores de cabeza, estrés, embolias y presión sanguínea alta. Aducen que la terapia bioenergética produce resultados que van desde un sentido de bienestar hasta un alivio de un dolor crónico. Una sesión de terapia bioenergética dura normalmente de una hora para los adultos y media hora para los niños. Las sesiones son más cortas para los niños porque ellos son más sensibles a la energía que fluye y reaccionan más rápidamente. Esta terapia se puede aplicar también a los animales y dependiendo de la gravedad de la enfermedad, las sesiones pueden durar de media hora a una hora. Por medio de pasar las manos por el cuerpo a cierta distancia, el especialista bioenergético reconocerá inmediatamente si el cuerpo está siendo afectado o incapacitado por un bloqueo del flujo de energía. El especialista sentirá una sensación de frío o calor en las áreas que están bloqueadas, estas son las áreas en las que deberá concentrarse para eliminar el bloqueo. En muchos casos además de una sesión, se recomienda un tratamiento bioenergético que ayude la recuperación del cuerpo. Durante el tratamiento las manos del especialista interactúan con la energía del paciente, esto revitaliza el flujo de la energía del cuerpo y lo equilibra. Es allí cuando la capacidad propia del cuerpo para sanarse a sí mismo reestablece la buena salud del paciente. Cada paciente y condición son diferentes, pero el éxito no depende de la creencia del paciente como sucede con la sanidad espiritual, el efecto obedece estrictamente un asunto de la física. La sanidad bioenergética funciona mejor como un tratamiento preventivo. Cuando se ha terminado un tratamiento, el paciente debe someterse a sesiones regulares de terapia bioenergética para garantizar una buena circulación de energía dentro del cuerpo. Esto ayudará a fortalecer el sistema inmunológico lo cual permitirá que el cuerpo pueda enfrentar los problemas futuros más efectivamente. Se debe recordar que la terapia bioenergética es complementaria con la medicina tradicional y por tanto se debe mantener cualquier tratamiento recomendado por el médico, tomando las medicinas convencionales que fueren del caso. Hasta aquí lo que he investigado sobre la terapia bioenergética. Un factor perturbador de esta terapia es la supuesta efectividad para tratar problemas emocionales y espirituales además de lo físico. La Biblia enseña que la única manera de resolver los problemas espirituales es por medio de arreglar el problema de pecado con Dios. Esto se arregla única y exclusivamente por medio de recibir al Señor Jesucristo como Salvador. No hay otra manera. Hechos 4:12 dice: Y en ningún otro hay salvación;  porque no hay otro nombre bajo el cielo,  dado a los hombres,  en que podamos ser salvos.

Además, siempre debemos ejercer mucho cuidado con someternos a prácticas asociadas con costumbres orientales, porque en su mayoría están ligadas a las religiones orientales, las cuales de ninguna manera son compatibles con el cristianismo bíblico. Por incursionar en cosas así, a veces sin saberlo, podemos estar dando ocasión a Satanás. Si Usted tiene duda en cuanto a la terapia bioenergética, mi consejo es que no se involucre en ello, porque la palabra de Dios dice que todo lo que no proviene de fe es pecado, según Romanos 14:23.

La siguiente consulta nos ha llegado desde Tarapoto en Perú. Nuestro amigo oyente nos escucha todos los días por Radio Amistad de esa localidad. Nos pregunta si sabemos algo sobre la Asociación de Descendientes Judíos Ben Yehuda. Dice que en su localidad es conocido por todos que esta asociación está formada por judíos que han salido por el mundo entero para buscar a todas las personas que tengan apellidos judíos, para llevarlos a Israel en donde les mantienen por un año para que aprendan el idioma y las costumbres judías. El objetivo, según ellos es juntar en un solo redil a todo el verdadero pueblo de Dios porque eso está escrito en el Antiguo Testamento. Dice que son muchos los hermanos en Cristo Jesús que se han retirado de las iglesias Evangélicas para unirse a esta asociación, porque según estas personas es una gran oportunidad para salir de Perú y conocer Israel.

Gracias por ser un asiduo oyente de nuestro programa, amigo oyente. Gracias también por su consulta. Hemos hecho todo lo que está a nuestro alcance para averiguar acerca de esta Asociación de Descendientes Judíos Ben Yehuda en Tarapoto Perú. Lamentablemente no hemos podido encontrar ninguna información fehaciente. Lo que si hemos encontrado es abundante información con respecto al nombre de esta Asociación de Descendientes Judíos. Eliécer Ben Yehuda fue un judío originario de Lituania, quien vivió entre los años 1858 y 1922 y es considerado como el padre del avivamiento de la lengua Hebrea. Lo que pasa es que desde su última dispersión en el primer siglo de la era cristiana, el idioma hebreo llegó a caer en desuso y para comienzos del siglo 19, llegó a ser solamente un idioma escrito mas no hablado. Fue justamente Eliécer Ben Yehuda, quien hizo todo lo que pudo para revivir al idioma Hebreo, al punto que hoy en día el Hebreo es el idioma de la actual Israel. Por otro lado, es un hecho que muchos judíos que a pesar de ser judíos han estado viviendo en diversos lugares del planeta, han estado y están retornando a Israel. Esto es un cumplimiento de lo que ha sido profetizado en la Biblia, en preparación para la segunda venida de Cristo y todos los eventos que lo precederán como por ejemplo la tribulación. Note lo que dice Jeremías 23:1-4 ¡Ay de los pastores que destruyen y dispersan las ovejas de mi rebaño!  dice Jehová.  Por tanto,  así ha dicho Jehová Dios de Israel a los pastores que apacientan mi pueblo:  Vosotros dispersasteis mis ovejas,  y las espantasteis,  y no las habéis cuidado.  He aquí que yo castigo la maldad de vuestras obras,  dice Jehová.  Y yo mismo recogeré el remanente de mis ovejas de todas las tierras adonde las eché,  y las haré volver a sus moradas;  y crecerán y se multiplicarán.  Y pondré sobre ellas pastores que las apacienten;  y no temerán más,  ni se amedrentarán,  ni serán menoscabadas,  dice Jehová.

Esto se aplica tanto al retorno del cautiverio babilónico, como al retorno de los judíos a su territorio en preparación para la segunda venida de Cristo. Mateo 24:31 dice: Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta,  y juntarán a sus escogidos,  de los cuatro vientos,  desde un extremo del cielo hasta el otro.

No debe sorprendernos por tanto que los judíos estén volviendo a su tierra, bien sea por su propia iniciativa o por la iniciativa de otros como esta entidad en Charapoto, Perú. Si alguien se cree ser descendiente de judío, sea creyente en Cristo o no, está en todo su derecho a volver a su patria, y si alguien presta ayuda para esto, qué mejor. Sin embargo, los creyentes que por ser descendientes de judíos, están considerando la posibilidad de volver a Israel, deberán hacerlo buscando la dirección del Espíritu Santo y buscando consejo de sus líderes espirituales.