El reino milenial

¿Cómo se debe interpretar Isaías 65:25? ¿Es literal o alegórico?
Gracias por su consulta. Isaías 65:25 es el último versículo del pasaje bíblico que comienza en Isaías 65:17, en el cual, en forma profética, se nos provee de una descripción de lo que será el reino milenial, el cual durará mil años, tendrá lugar en la tierra y Jesucristo glorificado será su Rey. Entre las características de este reino, las cuales aparecen en este pasaje bíblico, tenemos que Jerusalén, la capital del reino, se convertirá en una fuente de gozo mundial, en lugar de lo que es hoy, fuente de pesar y preocupación mundial, por la cantidad de atentados terroristas que allí ocurren. La gente que more en esta tierra durante el milenio gozará de larga vida. Habrá paz y seguridad y la naturaleza toda, será transformada. En otros pasajes de la Biblia se puede encontrar otras características del reino milenial. Con todo esto en mente, leamos el texto que es materia de su consulta. Se encuentra en Isaías 65:25 que dice: “El lobo y el cordero serán apacentados juntos, y el león comerá paja como el buey; y el polvo será alimento de la serpiente. No afligirán, ni harán mal en todo mi santo monte, dijo Jehová.” Una regla básica de interpretación bíblica, aboga por la interpretación literal, esto es, dando a cada palabra el significado común y corriente en la comunicación de su época. La única salvedad a esta regla de interpretación bíblica, es cuando al entender las palabras en su sentido literal, la frase arroja una idea ilógica. En este caso, las palabras deberían entenderse en un sentido metafórico. Por ejemplo. Cuando Jesús en Juan 10:9 dice: Yo soy la puerta. Si entendemos la palabra puerta en su sentido literal, nuestra mente se hará la idea de que Jesús es eso, una puerta, como las que dividen los ambientes en nuestras casas. Algo ilógico. Jesús es una persona, no una puerta. Por tanto, es necesario entender la palabra puerta en un sentido metafórico. Cuando Jesús dice que él es la puerta, está dando a entender que él es la única manera de entrar a la salvación. Lo que resta del versículo en Juan 10:9 lo confirma. Jesús dijo: El que por mí entrare, será salvo. Aplicando el principio de interpretación literal al texto en Isaías 65:25, cuando habla de lobo, se debe entender literalmente, es decir el animal conocido como lobo. Cuando habla de cordero, se debe entender literalmente, es decir, el animal conocido como cordero. Así por el estilo, con todos los demás animales que se mencionan en el texto. Cuando se entiende las palabras en su sentido literal, el significado del texto no comunica a la mente ninguna idea ilógica, por tanto no hay razón alguna para interpretar el texto en ninguna otra forma que no sea la literal. Por tanto, en el reino milenial, la naturaleza toda será transformada radicalmente. Los animales depredadores, como el lobo y el león, ya no se alimentarán de la carne de otros animales, sino que se volverán herbívoros. Comerán pasto. Por eso, no habrá problema para que los lobos y los corderos sean apacentados juntos. Tampoco habrá problema para que los leones y los bueyes sean apacentados juntos. Los animales que representaban algún peligro al hombre, dejarán de ser peligrosos. En el milenio no se hablará jamás de serpientes venenosas, o arañas venenosas, etc. Ningún animal será motivo de aflicción ni para los demás animales ni para los seres humanos. Esto es lo que está diciendo el texto.

Total
0
Shares
Previous Article

¿Cuál es la diferencia entre el Reino de los Cielos, el Reino de Dios, y el Reino de Jesucristo en la tierra?

Next Article

Los judios y la trinidad

Related Posts
close