¿Es falsa la doctrina que enseñan los Testigos de Jehová y los Mormones?

Efectivamente las doctrinas que proclaman y creen los Testigos de Jehová y los Mormones, son falsas por cuanto no se ajustan a lo que enseña la Biblia. Me limitaré a citar un solo ejemplo en cada caso, para sustentar esta conclusión. La doctrina de los Testigos de Jehová sostiene que Jesucristo no es Dios. Según la doctrina de los Testigos de Jehová, Jesucristo es la primera creación de Jehová Dios. De esta manera, según la doctrina de los Testigos de Jehová, se priva a Jesucristo de su absoluta deidad. Pero la Biblia contiene cantidad de información que de una manera clara establece la deidad de Jesucristo. Una de las muchas citas bíblicas en este sentido es 1 Juan 5:20 donde dice: “Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna.” Según este versículo, hablando de Jesucristo dice textualmente: Este es el verdadero Dios, y la vida eterna. Al sostener que Jesucristo no es Dios, la doctrina de los Testigos de Jehová se aparta de la clara enseñanza de la Biblia y por tanto es considerada como falsa doctrina. Ahora vayamos a la doctrina que sostienen los Mormones. Tomemos por ejemplo lo que los Mormones creen acerca de Jesucristo. La doctrina de los Mormones enseña que Cristo era un mero hombre, no Dios. Enseña que Jesucristo fue hijo de la unión carnal de un dios corpóreo con la virgen María y que estando en la tierra, Jesucristo tuvo varias esposas, entre ellas María y Marta de Betania y María Magdalena. También cree que Jesús, estando en el mundo tuvo hijos en sus varias esposas. Pero la Biblia que Cristo, el Verbo divino, tenía existencia antes de nacer en forma humana de la virgen María. Juan 1:1 dice: “En el principio era el Verbo, y el Verbo eran con Dios, y el Verbo era Dios.” En este texto se ve claramente la divinidad del pre-existente Cristo, esto es, del Verbo. Además la Biblia enseña que Dios es Espíritu, y por tanto no tiene cuerpo de carne y hueso como el nuestro. Juan 4:24 dice: “Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.” Siendo así, resulta imposible que Dios el Padre, siendo Espíritu pueda tener relaciones carnales con cualquier ser humano para engendrar hijos naturales. La Biblia es clara al manifestar que la virgen María concibió del Espíritu Santo, mas no de un dios corpóreo. Mateo 1:19-21 dice: “José su marido, como era justo, y no quería infamarla, quiso dejarla discretamente. Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es. Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.” Por otro lado, la Biblia declara que Jesucristo fue perfecto y santo en todo sentido. Por tanto, mal podría ser polígamo, porque la poligamia es contraria al plan de Dios para el matrimonio. Hablando de la santidad del matrimonio, Jesús dijo lo siguiente, según Mateo 19:4-5 “Él respondiendo, les dijo: ¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo, y dijo: Por esto el hombre dejará padre y madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne?” Dios no creó a más de una mujer para Adán, estableciendo así el principio de la monogamia, en contraste de la poligamia atribuida a Jesucristo en la doctrina de los Mormones. La voluntad de Dios es que un hombre se case con una mujer, no con más de una mujer. Ridículo por tanto que, como enseña la doctrina de los Mormones, Jesús haya tenido entre sus esposas a María de Betania, Marta de Betania y María Magdalena. Más aún, el Nuevo Testamento no enseña que Jesús se hubiera casado y peor que hubiera tenido hijos. No es que sea malo casarse y engendrar hijos, siempre y cuando se lo haga en la voluntad de Dios y bajo la guía del Espíritu Santo, pero el Hijo de Dios no vino a este mundo haciéndose hombre para establecer su hogar en este mundo, casándose y procreando hijos. Esto no era parte de su propósito. Note cuál fue el propósito del Hijo de Dios al venir a este mundo en forma humana. Mateo 20:28 dice: “como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.” El Hijo de Dios vino en forma humana para morir por el pecador, no para casarse y procrear hijos como sostiene la doctrina de los Mormones. Por eso es que se ha señalado que la doctrina de los Mormones es falsa doctrina.

Total
0
Shares
Previous Article

¿Habla la Biblia, tanto en el Antiguo Testamento, como en el Nuevo Testamento, del uso de instrumentos musicales para alabar a Dios?

Next Article

¿De cuántos bautismos habla la Biblia? ¿Qué significan?

Related Posts
close