“El Principio 3”

Toma tu Biblia y busca el libro de Génesis, capítulo 1, éste es el primer libro de la Biblia, Moisés, él es el autor de los primeros cinco libros de la Biblia; Génesis, Éxodo, levítico, Números y Deuteronomio, a estos libros los conocemos como el Pentateuco, él los escribió durante el tiempo en el que el pueblo de Israel salió de la tierra de Egipto. Seguramente él habría tenido tiempo suficiente para hacerlo y también tenía a su disposición personas que podían informarle, registros genealógicos, quizás algunos pergaminos qué mantenían sus antecedentes familiares. Todo esto bajo la inspiración y dirección de Dios permitió que Moisés escribiera este libro que vamos a estudiar; algunos estudiosos dicen que probablemente fue escrito alrededor del 1.400 A.C.

No había nadie mejor y más preparado para escribir y relatar estos primeros cinco libros de la Biblia por supuesto bajo la Inspiración de Dios. Lucas dice en Hechos 7:22: “Y fue enseñado Moisés en toda la sabiduría de los egipcios; y era poderoso en sus palabras y obras

Sabemos que Moisés fue criado dentro de la cultura egipcia, por lo tanto, tenía una gran preparación y estaba capacitado para este trabajo, por supuesto, también debía sacar a Israel de la esclavitud. Ellos habían estado en Egipto por 430 años, ellos sólo sabían de los dioses de Egipto: el dios del sol, el dios de la luna y el dios del rio, ellos vivían una cultura politeísta.

Moisés los saca de esa esclavitud por el poder de Dios, y les dice: ahora somos un pueblo libre, él quiere enseñarles tres cosas fundamentales: primero, ¿Cómo fue que Dios creo todo en el principio? En segundo lugar, ¿Por qué nos creó Dios? Pues todo lo que hace Dios siempre tiene un propósito, Dios tiene un plan especial para cada uno de nosotros, y esto es lo que Moisés quiere decirle a su pueblo, y finalmente ¿De qué manera debía vivir el pueblo de Dios? Por cierto, estas tres cosas también nos las dice hoy a nosotros, ¿cómo? A través de su palabra.

Dios nos ha creado, somos su obra más preciada, nos ha creado con un propósito de vida, nadie más puede hacer lo que tú tienes como propósito hacer, nadie más puede hacer tu trabajo, pero ¿Cómo podemos responder a este gran Dios creador? ¿Recuerdas los dos hilos conductores? Aquí están, Dios es Dios y no hay nadie como Él y como responde el hombre a Dios.

Aquí está Moisés hablando con su pueblo, ellos han estado bajo esclavitud. Todos estos años, han vivido en medio de una cultura politeísta y lo primero que les dice está  en Génesis 1 verso 1 y es un resumen de la creación de Dios, “En el principio creó Dios los cielos y la tierra” “Israelitas, quiero que sepan que no hay más dioses, solo existe un Dios, Él es el creador de todas las cosas, este Dios abrió el mar para nosotros, nos ha llevado en medio del desierto, nos condujo en el día y en la noche, este es el Dios al que debemos servir” “En el principio creó Dios los cielos y la tierra” La palabra que Moisés utiliza está en hebreo y es “Elogió,” esta palabra se conoce como un plural de intensidad, sin embargo está acompañada de pronombres, verbos y adjetivos en singular.

Dios es Dios, no hay nadie como Él, es el Poderoso Creador, es el único que tiene autoridad sobre todas las cosas, está por encima de todo. No hay nadie como Elohim y es Elohim, tu Dios, quien creó los cielos y la tierra. Esa es su acción. Esta palabra creada es la palabra hebrea “bara” y sólo se usa para designar a Dios. Nadie más puede crear algo.

El hombre puede formar cosas pero tiene que tener cosas para hacerlo, es decir, el hombre puede formar cosas, pero sólo a partir de algo que ya ha sido creado por Dios, Dios crea a partir de la nada, “es nihilo” es una expresión que significa “a partir de nada” esta palabra también solo se usa al hablar de la creación de Dios, de esta manera Moisés le está diciendo a su pueblo que Dios es el único creador, y éste es el tema inicial de Génesis, mostrar a Dios a través de su acción creadora.

Y aquí está su alcance, “creó Dios los cielos y la tierra” me encanta esto, ésta es una figura de lenguaje que se usa en las escrituras para expresar “todo lo que está en el medio” Génesis dice, “En el principio creó Dios los cielos y la tierra” es decir Dios creó TODO lo que estaba en medio, no hay nada que Él no haya creado. Ahora, tenemos el tema, tenemos el accionar, tenemos el alcance y el cuándo, “En el principio”

Esto no quiere decir que era el principio de Dios, Dios ya existía, sin principio ni fin, hablaremos de esto más adelante. Moisés está diciendo que éste es el momento en el que Dios comienza a crear el mundo tal como lo conocemos. Después de este breve resumen, comienza la obra en detalle, ahora Moisés traza un panorama de la obra de Dios, pero Moisés utiliza algunas palabras que son muy interesantes, él dice que la tierra estaba “desordenada y vacía” y “las tinieblas estaban sobre la faz del abismo”

Es a partir de esta nada que Dios empieza a crear, esto significa precisamente eso, Dios creando a partir de la inexistencia. Bien, sabemos que Dios hizo esto, pero, algo más puede estar ocurriendo aquí.

Estas dos palabras “desordenada y vacía” aparecen nuevamente en Jeremías 4:23, “Miré a la tierra, y vi que estaba desordenada y vacía; y a los cielos, y no había luz en ellos” y aquí el profeta está hablando en relación con el juicio de Dios sobre Israel.

Como ves, también está hablando de oscuridad, la oscuridad siempre representa el mal, la maldad, representa la muerte, así que tenemos algunas cosas para considerar, y podemos empezar con ésta: Dios ya existía desde antes de la creación, a continuación, llegamos al verso 2, todo es caótico: vacío, tinieblas, desorden.

Dios es perfecto, está bien, pero ¿de dónde salió? Sabemos lo que dice Génesis 1:1 Dios dio inicio a la creación de los cielos y la tierra ¿verdad? Pero ese no fue el comienzo de su accionar creativo. Hay algo que Dios creó antes de Génesis 1, ¿sabes lo que fue? Dios creó a los ángeles, en Job 38, Dios está hablando y dice: “¿Dónde estabas tú cuando yo fundaba la tierra?” (Job 38:4) ¿Dónde estabas tú cuando hice todo esto? Y más adelante dice: “cuando alababan juntas todas las estrellas del alba y se regocijaban todos los hijos de Dios” Sabemos que Dios creó a un ángel llamado Lucifer, literalmente “portador de luz” fue magnifico, ningún otro ángel fue como él, era el ángel más bello de la creación de Dios.

En el libro de Isaías capítulo 14, se nos cuenta que, el orgullo conquistó el corazón de Lucifer y él quiso ser igual que Dios, entonces en Génesis 3, él ya está ahí ¿verdad? Entonces podemos pensar que lo que sucedió en el verso 2 del capítulo 1 era la consecuencia de lo que había hecho Lucifer en esta tierra, “desorden y vacío” si este fuera el caso, entonces Dios está poniendo en orden y restaurando lo que Lucifer había estado desordenado.

Dios crea la tierra, pero Satanás llega y desordena todo. Ahora, cuando sean hechos cielos nuevos y tierra nueva como dice en el Apocalipsis, Satanás no tendrá más oportunidades para desordenar nada. Dios trae orden, plenitud y forma a este vacío.

Algo más para considerar en este versículo, el Espíritu de Dios está allí, “y el espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas” esta palabra también se utiliza en Deuteronomio capítulo 32 verso 11 donde dice: “como el águila, revoloteando sobre sus pollos, así extendió sus alas, lo tomó, y lo llevó sobre sus plumas” Esta es la idea, Dios está cuidando de la tierra; hay oscuridad y vacío, hay desorden y caos, pero el Espíritu de Dios está allí.

Bien, ahora vamos a considerar los días de la creación, vamos a separar esto en dos partes: primera parte, días uno, dos, y tres; Dios pone orden y resuelve el tema de la oscuridad, y la segunda parte, días, cuatro, cinco y seis. Ahora, veremos que el día uno se coordina con el cuatro, el dos con el cinco y el tres con el seis. Bien, vamos a ver esto:

En los tres primeros días de la creación, Dios se encarga de poner todo en orden y se ocupa del tema de la oscuridad, Dios dice en el verso 3: “Dijo Dios: «Sea la luz» Y fue la luz” ¿y qué más? “Vio Dios que la luz era buena, y separó la luz de las tinieblas. Llamó a la luz «día», y a las tinieblas llamó «noche». Y fue la tarde y la mañana del primer día” (Génesis 1:3-5)

Están pasando muchas cosas en estos versículos. Hablemos de esto, en el verso 5 “Llamó a la luz «día», y a las tinieblas llamó «noche»” Esto es algo muy importante. En el antiguo Oriente, cuando tú le ponías nombre a algo, tú tenías la autoridad sobre ello, te pertenecía a ti, así que para los Israelitas que habían vivido en medio de la cultura egipcia, en donde todos los dioses le pertenecían al dios sol, “Ra”, esto fue muy importante, pues Dios es Dios de dioses y es el dueño del Sol

Dios tiene la autoridad sobre todo, esto es muy significativo. En aquella época, los Israelitas no hubieran sabido esto, pero ahora, con la revelación completa de toda la escritura sabemos que algo más estaba sucediendo en medio de la creación, ¿no es así?

Vamos a Juan capítulo 1, “En el principio era el Verbo, el Verbo estaba con Dios y el Verbo era Dios. Éste estaba en el principio con Dios. Todas las cosas por medio de él fueron hechas” (Juan 1:1-3)

Colosenses lo dice de esta manera, “Cristo es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación, porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. Y él es antes que todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten” (Colosenses 1:15-17)

A través del libro de Juan sabemos que Jesús estaba en la creación, Él era parte de la Trinidad, Moisés no estaba tratando de enseñarles esto a los Israelitas, sino mostrarles el poder de Dios, pero un Dios en tres personas.

Algo más aquí, mira el final del verso 5, “Y fue la tarde y la mañana del primer día” la palabra hebrea utilizada es “Yom” puede significar un periodo de tiempo de 24 horas.

Eso es lo que creo, creo que es literalmente un periodo de 24 horas, Dios creó los cielos y la tierra durante estos seis días de 24 horas. Hay otros que piensan que sólo es un periodo de tiempo, no necesariamente determinado. Pero, de cualquier manera, voy a proponer que este periodo de tiempo es de 24 horas, porque en realidad el asunto es más importante que esto, el tema es que Dios está directamente implicado en este proceso creativo, Él es el creador, no hay otro, el primer día de la semana Dios dijo: “Sea la luz. Y fue la luz” a continuación vemos el verso 6, “Luego dijo Dios: «Haya un firmamento en medio de las aguas, para que separe las aguas de las aguas.» E hizo Dios un firmamento que separó las aguas que estaban debajo del firmamento, de las aguas que estaban sobre el firmamento. Y fue así. Al firmamento llamó Dios «cielos». Y fue la tarde y la mañana del segundo día” (Génesis 1:6-8) Dios creó la atmósfera, el cielo y las aguas con toda su profundidad, esto es realmente asombroso. Piensa en esto: una espesa bruma que ahora es separada para dar paso a las aguas y a los cielos.

Dios ha creado la luz, así que hay algo de luz pasando a través de esta bruma. Dios comienza a separar las aguas, crea la atmósfera, y la extensión de los cielos. Es como una placa de metal que ahora está sobre la tierra. El Salmo 104 lo llama así, “una cortina extendida” y en Isaías se lo llama “velo”. Esperamos que puedas acompañarnos en nuestro próximo programa y conocer más sobre el maravilloso poder de Jehová plasmado en la creación. Que Dios te bendiga.g