Explicación de Mateo 7:15-23

Por favor explíquenme a quienes se refiere ese pasaje bíblico del Nuevo Testamento que dice que muchos no podrán entrar al reino de los cielos a pesar que hicieron milagros y echaron fuera demonios. Jesús les dirá: Jamás les conocí. Esto me ha traído inseguridad porque si es así, ¿quiere decir que si uno ha aceptado a Jesús como Salvador es posible que al llegar al cielo no pueda entrar? Si fuera así sería fatal y muy poca gente se salvaría. Esto me ha traído un poco de miedo. Por favor quisiera que me diga quiénes serán exactamente las personas de quienes habla este pasaje bíblico. Por los milagros que hacen y los demonios que expulsan, estas personas estarán confiadas que Dios está con ellos, pero será terrible cuando Dios les diga que no los conoce. Necesito una explicación.

No hay en absoluto razón para temer. Permítame explicarle de quiénes está hablando el pasaje bíblico citado por Usted. El texto se encuentra en Mateo 7:15-23. La Biblia dice: Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. Así que, por sus frutos los conoceréis. No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.

El pasaje bíblico no se refiere a verdaderos creyentes, sino a falsos profetas, quienes, en un sentido metafórico, se visten como genuinos pastores de ovejas, pero en el fondo son lobos listos para devorar a las ovejas. A estos falsos profetas se les conoce por sus obras. Así como un mal árbol no da buen fruto y un buen árbol no da mal fruto, un falso profeta no hace buenas obras, sino malas obras. Es el fruto del falso profeta. Como consecuencia, al falso profeta le espera condenación eterna. A esto se refiere el texto cuando habla de ser cortado y echado en el fuego. El falso profeta es experto en el engaño. Cuando profetiza dice que habla a nombre del Señor. Inclusive utiliza poder satánico para hacer milagros y echar fuera demonios, y dice que lo hace a nombre del Señor. El falso profeta podrá engañar a mucha gente, inclusive a sí mismo, pero no puede engañar al Señor. Por eso el Señor dijo: Muchos me dirán en aquel día, se refiere al día cuando los incrédulos se presenten ante el juicio del gran trono blanco, Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? La respuesta del Señor será: Nuca os conocí. Esto significa que nunca hubo una relación personal, íntima con ellos, porque ellos jamás le recibieron como Salvador, sino que fingieron ser del Señor. Por este hecho tienen su merecido castigo. Apartaos de mí hacedores de maldad. Note como las obras de la persona indican si esa persona es del Señor o no es del Señor. Las malas obras de los falsos profetas hablaban a gritos que no eran del Señor. De manera que, amable oyente, no tenga temor sobre su salvación. Si Usted ha recibido a Cristo como Salvador, es salvo y su salvación está segura.

Total
1
Shares
Previous Article

Destino eterno de un suicida

Next Article

¿Es cierto que el matrimonio en una iglesia católica romana es el único valido ante Dios?

Related Posts
close