¿Hubo un error en el texto masorético y que por tanto la traducción de Reina y Valera no es de confiar?

Según el texto masorético, el cual usa la versión Reina Valera para su traducción de la Biblia, se afirma que los hebreos vivieron en Egipto durante 430 años. Pero en la Septuaginta así como en el Pentateuco Samaritano se afirma que los hebreos vivieron 430 años en Canaán y en Egipto, no sólo en Egipto. Esto se ratifica por lo que Pablo dice en Gálatas 3:17. ¿Será que hubo un error en el texto masorético y que por tanto la traducción de Reina y Valera no es de confiar?

El texto que es materia de su pregunta se encuentra en Éxodo 12:40-41. La Biblia Reina Valera Revisión 1960 dice: El tiempo que los hijos de Israel habitaron en Egipto fue cuatrocientos treinta años. Y pasados los cuatrocientos treinta años, en el mismo día todas las huestes de Jehová salieron de la tierra de Egipto.
Este mismo texto en la Septuaginta, la cual es una traducción del Antiguo Testamento del Hebreo al Griego, realizada por orden del Rey Tolomeo II Filadelfo para su biblioteca en Alejandría, por el año 250 AC, se afirma que los hijos de Israel habitaron en Egipto y Canaán, no sólo en Egipto, por 430 años. También en el Pentateuco Samaritano, el cual es una variante del texto Hebreo que contiene los cinco libros de Moisés el cual era usado por las comunidades samaritanas, también se afirma que los hijos de Israel habitaron en Egipto y Canaán por 430 años.

Por otro lado, en Gálatas 3:17 leemos: Esto, pues, digo: El pacto previamente ratificado por Dios para con Cristo, la ley que vino cuatrocientos treinta años después, no lo abroga, para invalidar la promesa.
Con toda esta información parecería que el texto masorético que usó Reyna y Valera para su traducción del Antiguo Testamento estaría en error. Hagamos algunas cuentas. La Ley fue dada por Dios por medio de Moisés el año 1445 AC, la promesa de Dios a Abram en Génesis 12 fue dada el año 2090 AC, es decir hubo un intervalo de 645 años. Sin embargo, la última ratificación del pacto de Dios a Abraham que se registra en el Antiguo Testamento, aparece en Génesis 46:2-4. Para entonces Abraham ya había muerto, pero el pacto fue ratificado a su nieto Jacob. La Biblia dice: Y habló Dios a Israel en visiones de noche, y dijo: Jacob, Jacob. Y él respondió: Heme aquí. Y dijo: Yo soy Dios, el Dios de tu padre; no temas de descender a Egipto, porque allí yo haré de ti una gran nación. Yo descenderé contigo a Egipto, y yo también te haré volver; y la mano de José cerrará tus ojos.

Esto aconteció el año 1875 AC, y transcurrieron exactamente 430 años, como afirma Pablo en Gálatas, hasta la promulgación de la Ley con Moisés, lo cual sucedió, como ya se dijo, el año 1445 AC. Así que, caben dos posibles explicaciones. La primera explicación sería, que el texto masorético que usó Reina y Valera para su traducción del Antiguo Testamento efectivamente tenía una variación en Éxodo 12:40-41 y debía incluir Canaán además de Egipto, dentro de ese período de 430 años, y la segunda explicación sería que el texto masorético está correcto, pero que Moisés omitió la palabra Canaán, simplemente porque la mayor parte de esos 430 años el pueblo de Israel pasó en Egipto, nada más y nada menos que 400 años, conforme a lo que Dios anunció de antemano a Abram.

Total
0
Shares
Previous Article

¿Se debe exigir los diezmos y las ofrendas?

Next Article

¿Qué es el texto masorético? ¿Cómo llegó a existir? ¿Es confiable?

Related Posts
close