La consulta de hoy es sobre 1 Pedro 4:6. ¿Qué significa eso que el evangelio ha sido predicado a los muertos?

Para tomar en cuenta el contexto, que tal si leemos el pasaje en 1 Pedro 4:4-6. La Biblia dice: A éstos les parece cosa extraña que vosotros no corráis con ellos en el mismo desenfreno de disolución,  y os ultrajan; pero ellos darán cuenta al que está preparado para juzgar a los vivos y a los muertos. Porque por esto también ha sido predicado el evangelio a los muertos,  para que sean juzgados en carne según los hombres,  pero vivan en espíritu según Dios.

El versículo 4 describe la experiencia de todo genuino creyente que ha escapado de la corrupción en la que antes vivía. Sus antiguas amistades todavía en su incredulidad piensan que se ha vuelto loco y le acusan de ser fanático religioso. Les parece una forma de locura que el creyente ya no participe en bailes, en fiestas, en orgías sexuales. La limpia vida moral de un creyente condena al pecador y este reacciona ultrajando o maltratando al creyente. El versículo 5 muestra que, aunque el impío ultraja y blasfema contra los creyentes en este mundo, en algún momento dará cuenta de sus actos en el juicio ante el gran trono blanco.

El Señor Jesucristo es quien juzgará tanto a los incrédulos que en el momento que Pedro escribió esta carta estaban todavía vivos, como a los incrédulos que en el momento que Pedro escribió esta carta ya habían muerto. Lo que ocupa la mente de Pedro en este versículo son los incrédulos que ultrajan a los creyentes, no importa si siguen vivos o ya han muerto. Así es como entra el versículo 6. Es por esta causa que el evangelio ha sido predicado también a los muertos. Esto ha sido motivo de mucha controversia. ¿Significa esto que el evangelio ha sido predicado a personas después de que han muerto físicamente? ¿Significa esto que el evangelio ha sido predicado a personas que estaban muertas espiritualmente pero cuando todavía estaban vivas físicamente? ¿Quiénes son estas personas a quienes se predicó el evangelio? Pues, no puede ser que el evangelio haya sido predicado a personas después que han muerto físicamente, porque la oportunidad de salvación está presente mientras las personas están vivas en este mundo, pero cuando las personas mueren físicamente, su destino eterno queda sellado, no se puede cambiar. Si recibieron a Cristo como Salvador mientras estaban vivas, están en el cielo con Dios, si no recibieron a Cristo como Salvador mientras estaban vivas, están en un lugar de tormento en fuego.

Siendo así, entonces la única posibilidad es que este versículo está hablando de personas, a quienes estando muertas espiritualmente se les predicó el evangelio mientras todavía estaban vivas físicamente en el mundo. Estas personas aceptaron el mensaje del evangelio y recibieron a Cristo como Salvador. Por haber tomado esta decisión, esos creyentes fueron perseguidos, maltratados y algunos murieron como mártires. Según los impíos que mataron a estos creyentes, acabaron con ellos, a esto se refiere la frase “para que sean juzgados en carne según los hombres”, pero según Dios, estos creyentes continúan viviendo en el cielo. No olvide que la muerte física de un creyente solamente es un cambio de casa. El creyente deja de morar en su cuerpo, a veces envejecido y enfermo, y pasa a morar en el cielo, donde no hay pecado, no hay enfermedad, no hay muerte, no hay dolor, no hay tristeza.

 

Total
1
Shares
Previous Article

¿Jesucristo tuvo una relación sentimental con María Magdalena?

Next Article

Siempre he tenido la duda de si es necesario o no que una persona reciba a Cristo como Salvador públicamente, o si lo puede hacer mediante una oración personal y en privado. En el libro de Romanos, dice que la Salvación es por fe, que se debe creer para justicia, pero que se debe confesar con la boca para salvación. ¿A qué se refieren estas expresiones?

Related Posts
close