La homosexualidad. ¿Es algo hereditario o es algo que las personas homosexuales lo deciden?

La homosexualidad es el interés sexual en una persona del mismo sexo. El proceso para que una persona llegue a ser homosexual es bastante complejo debido a la cantidad enorme de factores que intervienen. Mientras me ilustraba para responder esta consulta, me encontré con un libro que, a mi modesto entender, explica de una manera comprensible, el proceso que desemboca en la homosexualidad. Se trata del libro titulado: No más homosexual, escrito por el Dr. William Consiglio. El Dr. Consiglio presenta seis pasos o etapas que conducen a la homosexualidad. La primera, se llama baja auto estima. Esto surge de la forma como la persona fue criada en una familia disfuncional. Tiene que ver con la incapacidad de aceptarse a sí mismo emocionalmente. Cuando un niño tiene sus emociones y sentimientos reconocidos, comprendidos, aceptados y es estimulado logra una auto estima aceptable, pero cuando un niño es rechazado constantemente, criticado, tratado injustamente, privado de amor y comprensión, especialmente del padre del mismo sexo, ese niño tendrá una baja auto estima. La segunda etapa es el vacío de género. Cuando se presenta una condición de baja auto estima, el niño se torna vulnerable emocionalmente. Si el papá llama a su hijo: mujercita, lo rechaza y rehúsa asociarse con él; si los compañeros masculinos se burlan del niño con baja autoestima, o si fracasa en las actividades relacionadas con su condición masculina, desarrolla un temor a la agresividad masculina, llegando a lo que se llama vacío de género o inseguridad en cuanto a su identidad de género. La tercera etapa es la atracción de género. Para ahora el niño ya será un adolescente. Debido a que el adolescente tiene inseguridad con respecto a su identidad de género, experimenta una privación emocional que le hace muy necesitado o ávido de recibir la aceptación y aprobación de otros hombres. Puede ser que se sienta bastante cómodo y aun seguro con el sexo opuesto, en un sentido social, pero continúa sintiéndose de alguna manera mucho más interesado en los de su propio género. El adolescente con vacío de género tiene sentimientos intensos acerca de otros muchachos. Siente una dependencia emocional caracterizada por celos, heridas, comparaciones, cercanía intensa, enamoramiento y exaltación emocional. Quiere que otro muchacho lo ame, lo distinga y lo haga el objeto de su atención y afecto exclusivo. La cuarta etapa, es la atracción sexual. Involucra el despertar de sentimientos sexuales con respecto a lo que es altamente deseado y con lo cual quiere tener intimidad y contacto. Debido a que la intimidad e identificación emocional con el mismo género fueron reprimidas, privadas, negadas, no logradas con el padre de su mismo género ni con sus compañeros, el adolescente se encuentra atraído sexualmente hacia el mismo género. La quinta etapa es el refuerzo homosexual, sucede cuando el adolescente que ya tiene dificultades en su orientación sexual, comienza a involucrarse en algunas actividades sexuales que refuerzan y habitúan su orientación homosexual. Comienza a buscar personas del mismo género, a formar el apego emocional, a involucrarse sexualmente con ellos y comienza a ser un adicto visual compulsivo, buscando hombres que él considera atractivos. La sexta etapa, es la etapa final. Se llama la identidad homosexual. Debido a que debe conseguir alguna tranquilidad acerca de su identidad y orientación sexual, comienza a justificar su estilo de vida y el comportamiento, formando una identidad como homosexual. Una vez que esta identidad se ha consolidado, y se asocia con una comunidad o compañeros como él, se torna muy defensivo acerca de su elección y no permite que nadie le convenza de un cambio en su identidad. Este cambio tan solo podrá surgir por motivos personales que le obliguen y de la obra del Espíritu Santo en su vida. Este es el proceso que desemboca en la homosexualidad. Existen factores que intervienen por los cuales el homosexual no tiene ninguna culpa, pero existen también factores que intervienen por los cuales el homosexual es totalmente culpable. Es por este motivo que la Biblia habla de la homosexualidad como una entrega judicial a las pasiones vergonzosas. Romanos 1:26-27 dice: “Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío.” Esto hace que bíblicamente hablando se considere a la homosexualidad como un pecado delante de Dios. La homosexualidad no es hereditaria. Dios no ha hecho a nadie homosexual. No es el resultado de algún tipo de desequilibrio glandular, o de una codificación de genes o cromosomas. Los homosexuales se hacen, no nacen. La homosexualidad es aprendida como una reacción frente a las experiencias dolorosas de la infancia, razón por la cual puede ser desaprendida por el poder de Dios actuando en aquel que sinceramente desea cambiar.

Total
0
Shares
Previous Article

La teoría de la evolución y la Biblia.

Next Article

Unos amigos míos dicen que Jesús hizo milagros desde niño, solo que esos milagros no han sido registrados en la Biblia. ¿Es esto así?

Related Posts
close