Los Nicolaítas, ¿Quiénes son? ¿Qué creen?

La palabra Nicolaítas aparece únicamente dos veces en la Biblia, ambas en el libro de Apocalipsis. La primera vez aparece en Apocalipsis 2:6 donde dice: Pero tienes esto, que aborreces las obras de los nicolaítas, las cuales yo también aborrezco.
Esto es parte del mensaje a la iglesia de Efeso. Los creyentes de esta iglesia rechazaron frontalmente las obras de los nicolaítas, obras que también rechaza el Señor Jesucristo. La segunda vez aparece en Apocalipsis 2:15 donde dice: Y también tienes a los que retienen la doctrina de los nicolaítas, la que yo aborrezco.
Esto es parte del mensaje a la iglesia de Pérgamo. Lo que en la iglesia de Efeso eran las obras de los nicolaítas, en la iglesia de Pérgamo degeneró a la doctrina de los nicolaítas. El Señor Jesucristo aborrece tanto las obras como la doctrina de los nicolaítas. Pero ¿quienes eran los nicolaítas? Eran personas seguidoras de un líder llamado Nicolás, nombre que significa: él que se enseñorea sobre el pueblo. La Biblia no revela nada sobre la identidad de este personaje. Uno de los siete discípulos que fueron escogidos por la iglesia de Jerusalén para servir a las mesas, se llamaba Nicolás, según Hechos 6:5. Como dato curioso, Ireneo uno de los padres de la iglesia, decía que este Nicolás fue un falso creyente que después se convirtió en apóstata y aprovechando su fama arrastró tras sí a un buen número de creyentes hacia la falsa doctrina. No existe forma de verificar esta información. En cuanto a las obras y la doctrina de los nicolaítas, tiene relación con lo que Apocalipsis 2:14 llama la doctrina de Balaam, que enseñaba a Balac a poner tropiezo ante los hijos de Israel, a comer de cosas sacrificadas a los ídolos, y a cometer fornicación. De aquí parte la noción de que la doctrina de los nicolaítas impulsaba el libertinaje sexual entre los creyentes. Clemente de Alejandría, otro de los padres de la iglesia, decía lo siguiente sobre los nicolaítas: Se abandonan como animales al placer y a una vida de auto indulgencia. Era una perversión de la gracia reemplazando la libertad por el libertinaje. Por el hecho que Nicolás significa: el que se enseñorea sobre el pueblo, algunos intérpretes piensan que uno de los errores doctrinales de los nicolaítas era considerarse como una casta especial que tenía dominio sobre la congregación en las iglesias locales. El típico clero que se enseñorea sobre los laicos, o el pueblo común. La Biblia no reconoce la distinción entre clero y laicos.

Total
0
Shares
Previous Article

¿Puedo obligar a mi hijo a ir a la iglesia?

Next Article

¿Cómo puedo hacer para mejorar mi tiempo de devociones con Dios?

Related Posts
close