Lucas 16:9

¿Qué significa la declaración de Lucas 16:9? 

Procedamos a dar lectura del texto que es materia de consulta.

Lucas 16:9 dice: “Y yo os digo: ganad amigos por medio de las riquezas injustas para que cuando éstas falten, os reciban en las moradas eternas.”

Este texto es parte de una hermosa parábola conocida como la parábola del mayordomo injusto, la cual se encuentra en Lucas 16:1-13.

En esencia, esta parábola nos muestra que el mayordomo injusto, cuando se dio cuenta que estaba por ser despedido de su trabajo como mayordomo, obró sagazmente para asegurarse su futuro en los años de la vejez aquí en la tierra. El amo alabó al mayordomo injusto por haber obrado sagazmente.

Luego el Señor Jesucristo dijo: Los hijos de este siglo son más sagaces en el trato con sus semejantes que los hijos de luz.

Ahora entonces viene la aplicación de la parábola. “Y yo os digo: ganad amigos por medio de las riquezas injustas para que cuando éstas falten os reciban en las moradas eternas.”

Mirado a simple vista, pareciera que el Señor está alentando a obtener riquezas injustas para por medio de ella ganar amigos. Nada más lejos de la verdad. La confusión nace quizá por el significado que damos a la frase riquezas injustas. Esta frase no se refiere a la manera como se obtiene la riqueza, sino al carácter de la riqueza.

La riqueza es injusta en el sentido que crea una falsa esperanza para aquel que confía en ella. La riqueza es injusta cuando fracasa en comprar la felicidad de un individuo después de la muerte. En esta aclaración, el Señor está aplicando la parábola del mayordomo injusto en el siguiente sentido: Miren Ustedes mis discípulos, sean sagaces con sus bienes materiales. ¿Cómo? Utilicen sus bienes materiales, cualesquiera que estos sean, para ganar personas para Cristo, porque cuando así lo hagan, Ustedes van a ver a esas personas con Ustedes en el cielo. El versículo 10 confirma esta idea.

Lucas 16:10 dice así: “El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel; y el que en lo muy poco es injusto, también en lo más es injusto.

Aquí el Señor contrasta lo muy poco con lo más. Lo muy poco se refiere a los bienes materiales que Dios nos ha dado para que los administremos, esto contrasta con lo más que Dios nos ha dado, esto es la gracia y la misericordia para la salvación. Entonces el Señor está diciendo: El que utiliza sus bienes para ganar a otros para Cristo, está demostrando que tiene fidelidad en lo muy poco y que por tanto también es fiel con la gracia y la misericordia que provienen de Dios para salvación.

Pero el que utiliza sus bienes materiales solo para sí mismo es injusto en lo muy poco y por tanto es injusto también en lo más, en la gracia y misericordia de Dios para salvación. Terminando ya la parábola, el Señor dice: Ningún siervo puede servir a dos señores, porque o aborrecerá al uno y amará al otro o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas. De manera que, los bienes materiales que Dios nos ha dado para que los administremos no deben ser solo para sacar provecho para nosotros mismos, sino para ganar almas para Cristo. Si no lo miramos así, estaremos siendo esclavos de la riqueza y despreciando lo que es verdaderamente importante, es decir la gracia y misericordia de Dios.

Total
2
Shares
Previous Article

Juan 5:43

Next Article

1 Samuel 28:15-19

Related Posts
close