¿Por qué no se pierde la salvación?

La salvación no se pierde amableamigo, porque eso es lo que enseña la palabra de Dios hasta donde yo puedo entender, sin desconocer, por supuesto, que algunos queridos hermanos están persuadidos de lo contrario. Permítame por tanto mencionar algunos pasajes bíblicos acerca de esto, con su respectiva explicación. El primero, se encuentra en Juan 5:24 donde dice: “De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.” Estas son las palabras de Cristo Jesús. En ellas nos muestra lo que Dios hace en respuesta a la fe de un pecador convicto por su pecado. Oír la palabra de Cristo significa entender el mensaje del evangelio. Entender que el hombre es pecador. Entender que como pecador el hombre está separado de Dios. Entender que la paga del pecado es muerte. Entender que Cristo Jesús murió por el pecador o en lugar del pecador. Entender que la salvación es un regalo de Dios al pecador que cree. Entender que para ser salvo, lo único que se hace falta es recibir a Cristo como Salvador. Cuando el hombre entiende esto, necesita dar el siguiente paso. Tiene que creer a Dios. Esto significa hacer uso de su voluntad para actuar conforme a lo que Dios dice en su palabra. El hombre necesita simplemente recibir el regalo de la salvación de Dios en Cristo. Cuando esto sucede, Dios hace su parte. Dios otorga vida eterna al pecador que ha recibido a Cristo como Salvador. Para que esto pueda ser así, Dios habrá tenido que perdonar los pecados pasados, presentes y futuros del pecador arrepentido. El versículo leído dice por tanto: Y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida. Ponga atención a lo que dice el apóstol Pablo sobre esto, en Romanos 8:1 “Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.” Cuando una persona está en Cristo, por haber recibido a Cristo como Salvador, puede estar totalmente segura de que tiene vida eterna y de que no hay ninguna condenación para él. Consideremos ahora otro pasaje bíblico que nos habla sobre la seguridad de la salvación. Se encuentra en 1 Corintios 1:8-9 donde dice: “el cual también os confirmará hasta el fin, para que seáis irreprensibles en el día de nuestro Seño Jesucristo. Fiel es Dios, por el cual fuisteis llamados a la comunión con su Hijo Jesucristo nuestro Señor.” El versículo 8 está hablando de Jesucristo. El apóstol Pablo dice que Jesucristo confirmará a los creyentes corintios, y a todos los creyentes en general, hasta el fin, de modo que los creyentes en general sean irreprensibles, es decir sin que tengan nada por lo cual ser condenados, en el día de nuestro Señor Jesucristo. ¿Quién garantiza esto? El texto dice que es Dios, quien es fiel, quien nos llamó a la comunión con su Hijo, el Señor Jesucristo. De modo que un creyente no debe vivir en temor en cuanto a su salvación. Jesucristo garantiza que los creyentes seremos confirmados hasta el fin. Otro texto que enseña sobre la seguridad de Salvación se encuentra en Efesios 1:13 donde dice: “El él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa” Los creyentes somos sellados con el Espíritu Santo el mismo instante que recibimos a Cristo como Salvador. Este sello, entre otras cosas nos da seguridad de salvación. Eso es lo que dice Efesios 4:30 donde leemos: “Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.” El creyente es sellado con el Espíritu Santo el momento que recibió a Cristo como Salvador. Este sello es garantía absoluta de que ese creyente es eternamente redimido. Otro texto que habla de la seguridad de salvación es Hebreos 7:25 donde dice: “por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos.” Este texto está hablando de Cristo, específicamente de su excelente sacerdocio. Los que por medio de Cristo nos acercamos a Dios tenemos la absoluta garantía de que somos salvos perpetuamente. Cristo vive por la eternidad. Su existencia eterna es garantía de vida eterna para aquellos por quienes él intercede, es decir para nosotros los creyentes. Por último, y con esto no quiero decir que ya no haya más pasajes bíblicos que enseñen la seguridad de salvación, cuando digo último, me refiero al último que yo voy a citar respondiendo su consulta, quisiera considerar el pasaje bíblico que se encuentra en 1 Pedro 1:3-5 donde dice: “Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos, que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero” Los creyentes somos guardados por el poder de Dios mediante la fe. No debe existir por tanto duda alguna en cuanto a la seguridad de nuestra salvación.

Total
0
Shares
Previous Article

¿Cuál es el verdadero evangelio?

Next Article

¿Cuál será la función de la iglesia en el Milenio?

Related Posts
close