in

Problemas de insomnio

Debido a algunos problemas personales en mi familia y en mi trabajo, aunque soy creyente, estoy teniendo problemas de insomnio. Algunas amigas mías me han aconsejado que tome algunas pastillas para dormir. ¿Cree Usted que debo hacerlo? ¿Qué me aconseja?

Gracias por su consultaProblemas de insomnio. Yo no le aconsejaría tomar pastillas para dormir. Mírelo así: Cuando un amigo mío quiere dar a entender lo bien que durmió la noche anterior dice que durmió como un angelito. Pero para otros, el conciliar el sueño puede llegar a ser una verdadera odisea. Las razones pueden ser múltiples, los problemas en el hogar, los problemas en el trabajo, los problemas en el país, los problemas de salud, los problemas con los vecinos… Bueno, hasta el gallo que canta a media noche puede disparar una crisis de insomnio. Hablando del asunto de dormir y del insomnio, encontramos en la Biblia textos como Salmo 4:8 donde dice:“En paz me acostaré, y asimismo dormiré; Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado.”Al leer cosas como estas, nos encogemos de hombros y decimos: Bueno, bien por David, el autor del salmo 4, seguramente él no tuvo los conflictos que tengo yo. Como rey, seguramente no tuvo problemas en su hogar, no tuvo problemas económicos, no tuvo problemas con sus hijos, no tuvo problemas de salud, no tuvo problemas con sus enemigos. Pero no hay tal. Puede ser que sus problemas sean niñerías en comparación de los problemas que tenía David. David tenía problemas consigo mismo, tratando de dominar los deseos de su carne. Tenía problemas con varios de sus hijos. Entre ellos había peleas, celos, violación y hasta asesinato. Uno de ellos, probablemente el que más causó dolor a David, fue Absalón, quien dio un golpe de estado contra su propio padre. A todo esto se añadía la constante amenaza de los enemigos de afuera, quienes estarían muy complacidos con ver acabado a David. Pero a pesar de todo esto, David dormía como un angelito. ¿Será que tenía a su disposición las mejores pastillas para dormir de su tiempo? Pues, David tenía algo mejor que eso. Lo vemos allí al inicio del salmo 4, versículo 1 donde dice: “Respóndeme cuando clamo, oh Dios de mi justicia. Cuando estaba en angustia, tú me hiciste ensanchar; Ten misericordia de mí, y oye mi oración.”Aquí está la clave para la tranquilidad de David. Estas fueron sus pastillas para dormir. David había desarrollado una habilidad para poner sobre Jehová su carga. Como consecuencia de ello podía experimentar paz en medio de las tormentas de su vida. En otro de sus salmos dijo lo siguiente: “Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; No dejará para siempre caído al justo.” Si la embarcación de su vida está atravesando por fuertes tormentas, no permita que éstas le quiten el sueño. No se rompa la cabeza buscando la solución en su propia fuerza. No se pase la noche dando vueltas en la cama. Lo único que logrará es gastar las sábanas. Haga como David, quien no descansó en el mejor colchón del reino ni en las mejores pastillas para dormir del imperio, sino en la poderosa persona de Dios: “Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado.” El mejor antídoto para el insomnio es la oración cargada de confianza en la persona de Dios. Que esta noche disfrute de felices sueños.

¿Cree Usted que todos los supuestos milagros relatados en la Biblia acontecieron realmente?

En relación con el Padre Nuestro. ¿Debemos los creyentes recitar esta oración constantemente? Si no, ¿para qué fue dado?