¿Qué es la presentación de niños?

Presentación de niños
Niña con sus padres / @priscilladupreez en Unsplash

Soy creyente y una amiga de la iglesia me ha sugerido que debo presentar en la iglesia a mi hija que tiene pocos meses de nacida. ¿Qué es la presentación de niños? ¿Debo presentar a mi niña? ¿Es esto como una especie de bautismo de niños como practican los católico romanos?

Comenzaré por señalar que la Biblia en ningún lugar ordena el bautismo de niños. La palabra de Dios es clara cuando muestra que los que fueron bautizados en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo no fueron niños sin discernimiento sino personas con discernimiento, personas que primeramente llegaron a ser creyentes por medio de recibir a Cristo como Salvador.

Algunos quizá fueron niños, pero niños que ya reconocieron su necesidad de salvación y por tanto depositaron su fe en Cristo Jesús como Salvador. No se puede saber con certeza cuando un niño llega a tomar conciencia de que es un pecador, que está condenado por el pecado y que por ende necesita de un Salvador.

En algunos casos esto ocurre tan temprano como entre los cuatro a cinco años. Otras veces ocurre tan tarde como entre los siete u ocho años. Es por esta razón que no se puede fijar con exactitud la edad cuando los niños toman conciencia de su necesidad de salvación.

Así que, en la iglesia evangélica no se bautiza niños. Lo que sí se acostumbra hacer en la iglesia evangélica es la presentación de los niños. Cuando Cristo Jesús estaba en este mundo, miraba con gran respeto e interés a los niños.

Observe lo que dice Marcos 10:13-16 “Y le presentaban niños para que los tocase; y los discípulos reprendían a los que los presentaban. Viéndolo Jesús, se indignó, y les dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de Dios. De cierto os digo, que el que no reciba el reino de Dios como un niño, no entrará en él. Y tomándolos en los brazos, poniendo las manos sobre ellos, los bendecía.”

Si Jesús daba tanta atención a los niños, la iglesia de Cristo también debe hacerlo y es por eso que en toda iglesia evangélica se tiene un ministerio exclusivo para los niños. Cuando Dios bendice con niños a una familia, la familia quiere que la iglesia tenga interés por ese niño también y por eso es que presenta a ese niño en la iglesia.

En sí mismo, la presentación de niños es por demás sencilla y en mucho depende de la persona que esté llevando a cabo la ceremonia.

Yo compartiré con Usted lo que se acostumbra en la iglesia donde yo soy uno de los Ancianos. Con anterioridad, los padres expresarán el deseo de presentar a un niño o a una niña. Se acordará la fecha y la hora para realizar la presentación. En esa fecha y hora, los padres y el niño o la niña se presentarán ante la iglesia o ante la asamblea. Junto a ellos estarán los Ancianos. Uno de ellos tomará la palabra para explicar a la asamblea que no se trata de un bautizo, sino simplemente de una ocasión en la cual los padres presentarán al retoño a la iglesia.

El Anciano tomará a la criatura en sus brazos, dirigirá algunas palabras a los padres del niño pidiendo un compromiso delante del Señor para criar ese niño en disciplina y amonestación del Señor. Luego dirigirá algunas palabras a la asamblea pidiendo también de ellos un compromiso delante del Señor para cuidar a ese niño en el aspecto espiritual. Inmediatamente orará al Señor por ese niño o por esa niña encomendándole al poder de la gracia de Dios. De esta manera el niño o la niña quedará presentado.

En resumen, acepte la sugerencia de su amiga de iglesia y presente a su tierna hija. Al hacerlo no estará bautizándola o algo por el estilo, simplemente estará comunicando a los hermanos de la iglesia que Dios le ha bendecido con esa niña y que Usted desea comprometerse delante del Señor para criar a esa niña en el temor de Dios y pide a la congregación que ore por esa niña y apoye a esa niña en su crecimiento espiritual.

Para seguir siendo enamorados, debo aceptar a Jesús

Bienaventurados los que tiene hambre y sed de justicia