¿Quienes son los testigos que menciona Apocalipsis 11:3?

¿Podrían ser Enoc, séptimo desde Adán y Elías el profeta, los dos testigos de Apocalipsis 11:3? Esto lo señalo no porque me importe saber los nombres de ellos, sino porque me parece que Moisés no cumple con las características de los personajes que allí se señalan, tal como Ustedes insinúan en un estudio acerca de los dos testigos en su pagina Web. Mi duda y consulta nace principalmente debido a que Enoc y Elías no pasaron por la muerte, como se señala en Hebreos 11:5-6 y en 2 Reyes 2:11. Además todo ello sustentado por lo que la Biblia señala en Hebreos 9:27 que esta dado para los hombres morir una vez y después el Juicio, requisito que no cumpliría Moisés si fuera uno de los dos testigos, ya que moriría dos veces. Esto considerando lo que dice Apocalipsis 11:7 de que cuando hayan
acabado su testimonio la bestia que sube del abismo hará guerra contra ellos, los vencerá y los matará. También sabemos que resucitarán según Apocalipsis 11:11-12. Por último en el estudio publicado por Ustedes en su pagina Internet sobre los tipos de Resurrección, según 1 Corintios 15:23-24, es decir, primero
Cristo, después los creyentes de la época de Iglesia, al final de la tribulación los creyentes del antiguo Testamento y los muertos en la gran Tribulación (Donde se encuentra Moisés) y al final del Milenio la resurrección de los incrédulos. Ello también afirma que no podría ser Moisés, porque de lo contrario resucitaría dos veces, como uno de los dos testigos y como creyente del Antiguo Testamento, al final de la tribulación. Aquí nace mi otra consulta ¿Dónde queda ésta Resurrección de los dos testigos dentro del esquema que se presenta en 1 Corintios 15:23-24? Espero que me corrijan si me equivoco, pero creo entender, que para ser uno de los dos testigos, es necesario que dicha persona no haya pasado por la muerte para no contradecir la palabra de Dios, es decir, para que no hayan dos muertes y dos resurrecciones en una misma persona. Y como Enoc caminó con Dios se puede interpretar que tenía el poder de hacer cosas tan grandes como Elías y Moisés, porque tenía fe y agradó a Dios (Hebreos 11:5)

Muy interesante su consulta amigo. Muchas gracias. Vamos a dar lectura al pasaje bíblico que se encentra en Apocalipsis 11:3-12 para que nuestros amigos oyentes sepan de qué estamos hablando. La Biblia dice: Y daré a mis dos testigos que profeticen por mil doscientos sesenta días, vestidos de cilicio.
Rev 11:4 Estos testigos son los dos olivos, y los dos candeleros que están en pie delante del Dios de la tierra.
Rev 11:5 Si alguno quiere dañarlos, sale fuego de la boca de ellos, y devora a sus enemigos; y si alguno quiere hacerles daño, debe morir él de la misma manera.
Rev 11:6 Estos tienen poder para cerrar el cielo, a fin de que no llueva en los días de su profecía; y tienen poder sobre las aguas para convertirlas en sangre, y para herir la tierra con toda plaga, cuantas veces quieran.
Rev 11:7 Cuando hayan acabado su testimonio, la bestia que sube del abismo hará guerra contra ellos, y los vencerá y los matará.
Rev 11:8 Y sus cadáveres estarán en la plaza de la grande ciudad que en sentido espiritual se llama Sodoma y Egipto, donde también nuestro Señor fue crucificado.
Rev 11:9 Y los de los pueblos, tribus, lenguas y naciones verán sus cadáveres por tres días y medio, y no permitirán que sean sepultados.
Rev 11:10 Y los moradores de la tierra se regocijarán sobre ellos y se alegrarán, y se enviarán regalos unos a otros; porque estos dos profetas habían atormentado a los moradores de la tierra.
Rev 11:11 Pero después de tres días y medio entró en ellos el espíritu de vida enviado por Dios, y se levantaron sobre sus pies, y cayó gran temor sobre los que los vieron.
Rev 11:12 Y oyeron una gran voz del cielo, que les decía: Subid acá. Y subieron al cielo en una nube; y sus enemigos los vieron.
Estoy totalmente de acuerdo con Usted en cuanto a que no es un asunto fundamental el saber la identidad de los dos testigos que se mencionan en este pasaje bíblico. El Nuevo Testamento no menciona sus nombres y por tanto no podemos ser dogmáticos identificando por nombre a estos dos testigos. En nuestros estudios bíblicos sobre este tema, nos hemos limitado a hacer notar el parecido entre las señales milagrosas que realizarán estos dos testigos y las señales milagrosas que realizaron Moisés y Elías en su tiempo, y sobre esta base, ciertamente muy endeble, simplemente sugerimos que los dos testigos de Apocalipsis 11 podrían ser Moisés y Elías. Muchos maestros bíblicos han optado por una posición similar, tales como John McArthur quien en las notas alusivas a Apocalipsis 11:5-6 dice textualmente: Aunque es imposible ser dogmáticos en cuanto a la identidad de estos dos testigos, varias observaciones sugieren que podrían ser Moisés y Elías. Primero, al igual que Moisés azotan la tierra con plagas y como Elías, tienen poder para detener la lluvia. Segundo, en la tradición judía se esperaba que tanto Moisés, en Deuteronomio 18:15-18 como Elías en Malaquías 4:5-6 regresaran en el futuro, según Juan 1:21. Tercero, tanto Moisés como Elías estuvieron presentes en la transfiguración, la visión anticipada de la segunda venida de Cristo. Cuarto, tanto Moisés como Elías emplearon medios sobrenaturales para motivar el arrepentimiento. Quinto, Elías fue llevado vivo al cielo y Dios sepultó el cuerpo de Moisés donde jamás podría ser hallado y sexto, la duración de la sequía que los dos testigos traerán, tres años y medio es la misma que tuvo lugar por intervención de Elías en el Antiguo Testamento, según Santiago 5:17. Otro que tiene una posición similar es Charles Ryrie, quien en sus notas sobre Apocalipsis 11:5-6 dice textualmente: Los poderes milagrosos de los dos testigos nos recuerdan los de Elías y Moisés, luego da las citas donde se comprueba esto en el Antiguo Testamento. Sin embargo, existen otros maestros bíblicos quienes no se atreven ni siquiera a sugerir nombres para identificar a los dos testigos. Uno de ellos es Dwight Pentecost, quien en su libro Eventos del Porvenir, página 236 dice: Parece mejor concluir diciendo que la identidad de estos hombres es incierta. Con toda probabilidad no son hombres que vivieron antes y han sido restaurados, sino que son dos hombres que surgen como un testimonio especial, a quienes les es dado el poder de hacer milagros. En los comentarios que he consultado, no he encontrado ninguno que sostenga que los dos testigos son Enoc y Elías, pero eso no significa que no haya maestros bíblicos que como Usted, han llegado a esta conclusión. Sin embargo, permítame citar lo que dice Dwight Pentecost en su libro Eventos del Porvenir acerca de que uno de los testigos puede ser Enoc. Dice textualmente. Parece haber varios argumentos contra la identificación de Enoc como uno de estos testigos. Primero, es un hecho declarado que Enoc fue traspuesto para no ver muerte, según Hebreos 11:5. En vista de esto, difícilmente se podría declarar que él regresaría para morir. Segundo, parece que el profeta antediluviano no sería enviado en un tiempo en que Dios estará tratando con Israel. Tercero, la posición de Enoc y Elías en la traslación no difiere de la de los santos del Antiguo Testamento que están delante de Dios mediante la muerte física. Sus medios de entrada fueron diferentes, pero no su posición al entrar. De aquí que el hecho de haber sido arrebatados no requiere una diferencia de estado, ni hace necesario que regresen para morir. Bueno, amable oyente, por estas razones algunos maestros bíblicos, descartan a Enoc como uno de los dos testigos de Apocalipsis 11. En definitiva, no se puede saber con certeza quienes serán esos dos testigos. Lo que si se puede saber con certeza es lo que van a hacer y lo que les van a hacer, por cuanto esto ha sido expresamente declarado por Dios en el Nuevo Testamento. Usted descarta a Moisés como uno de los probables testigos de Apocalipsis 11, basándose solamente en que por cuanto ya murió una vez no puede volver a morir, porque la Biblia dice que está establecido que los hombres mueran una sola vez y después de esto el juicio, según Hebreos 9:27. Pero su argumento es bastante endeble, por cuanto han existido casos en los cuales hombres han muerto más de una vez, tal es el caso de Lázaro de Betania, el hermano de María y Marta, quien murió, pero el Señor Jesucristo le hizo resucitar, pero después debe haber vuelto a morir físicamente y está esperando la resurrección. Lo mismo podríamos decir de todas las personas que han muerto y han resucitado en la Biblia, excepto Cristo Jesús. Cuando la Biblia dice que está establecido que los hombres mueran una sola vez, está planteando una regla general para toda la humanidad, pero la regla tiene sus excepciones, como el caso ya anotado y como el caso de todos los creyentes que estén vivos cuando ocurra el rapto de la iglesia quienes no van a experimentar la muerte física, a pesar que la Biblia dice que está establecido que los hombres mueran una vez. Por último, Usted se pregunta dónde ubicar la resurrección de los dos testigos. El pasaje en Apocalipsis dice que va a ocurrir tres días y medio después que murieron, todavía dentro de la tribulación, y ante la mirada estupefacta de todos sus enemigos van a subir al cielo en una nube. La resurrección de Cristo, la resurrección de los creyentes, la resurrección de los dos testigos, la resurrección de los creyentes de la tribulación y la resurrección de los santos del Antiguo Testamento son parte de lo que la Biblia llama la primera resurrección o la resurrección de vida. La segunda resurrección está reservada para los incrédulos y ocurrirá al final del milenio, como paso previo al juicio del gran trono blanco. Es la resurrección para condenación.

Total
0
Shares
Previous Article

¿Los locos están poseídos por demonios?

Next Article

¿Un hogar cristiano el esposo asume su tarea igual a como lo hacia Jesús?

Related Posts
close