Todos los cristianos deben hablar en lenguas

Permítame hacer una aclaración antes de responder su pregunta. Cuando yo me refiera a hablar en lenguas estoy refiriéndome al don de lenguas, que es la capacidad sobrenatural dada por Dios a algunos creyentes por medio del Espíritu Santo, por la cual estos creyentes hablaron en un idioma que nunca fue aprendido por ellos.

El don de lenguas fue una señal dada por Dios a algunos creyentes para autenticar el mensaje y el mensajero. Esta señal fue eminentemente para los judíos incrédulos. Esto es lo que enseña la Biblia en 1ª Corintios 14:21-22 que nos dice: “En la ley está escrito: En otras lenguas y con otros labios hablaré a este pueblo; y ni aún así me oirán, dice el Señor. Así que, las lenguas son por señal, no a los creyentes, sino a los incrédulos; pero la profecía, no a los incrédulos, sino a los creyentes.”

Cuando este pasaje bíblico habla de la ley, se está refiriendo al Antiguo Testamento. Allí, en el Antiguo Testamento, en Isaías 28:11 encontramos esa porción que dice: En otras lenguas y con otros labios hablaré a este pueblo; y ni aún así me oirán, dice el Señor.

Cuando este pasaje en habla de “este pueblo”, se está refiriendo al pueblo judío y más específicamente al pueblo judío incrédulo. Las lenguas eran una señal para ellos, mostrando el enojo de Dios contra ellos por la dureza de su corazón para dar oído a la palabra de Dios.

Dicho esto, vamos a responder a su consulta. Ud. se pregunta si todo creyente debe hablar en lenguas. Dicho lo mismo pero en otras palabras sería: ¿Todo creyente tiene el don de lenguas? La respuesta es un rotundo ¡No! La razón es bíblica. 1ª Corintios 12:27-30 dice: “Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular. Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, luego los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas. ¿Son todos apóstoles? ¿Son todos profetas? ¿Todos maestros? ¿Hacen todos milagros? ¿Tienen todos dones de sanidad? ¿Hablan todos lenguas? ¿Interpretan todos?”

Cada creyente tiene una función particular en el cuerpo de Cristo que es la iglesia. Algunos son apóstoles, otros son profetas, otros son maestros, otros hacen milagros, otros sanan, otros ayudan, otros administran, otros tienen don de lenguas.

Luego viene una serie de preguntas retóricas. Una pregunta retórica es aquella cuya respuesta es obvia. Bien sea afirmativa o negativa. En este caso, la respuesta obvia es negativa. Si por ejemplo, solo algunos son apóstoles, entonces: ¿Son todos apóstoles? La respuesta es: No. Igualmente, si solo algunos tienen don de lenguas, entonces ¿Tienen todos don de lenguas? La respuesta es: No. Allí lo tiene No todo creyente tiene el don de lenguas. Lo hemos demostrado bíblicamente.

Total
6
Shares
Previous Article

Convicción en lo que se dice

Next Article

Amor sin temor

Related Posts
close